19 de mayo de 2011

¡Me muero de hambre!

Estar solo en casa "estudiando" a estas horas da como hambre ¿No?
A mi si, mucha, y me ha dado uno de esos impulsos raros de ir a la despensa y comerme todo lo que me encuentro.
Pues bien acabo de volver de la cocina y no hay más que fruta. ¡FRUTA!
Yo esperaba encontrar jamón, queso,cerelaes de chocolate, galletas, palitos de cangrejo, philadelphia, pavo, chorizo, salchichas o carne picada. Cualquiera de esas cosas me sirve para calmar un poco mi mini-hambre de media tarde (O todas juntas). Pues no, solo hay fruta y vale, si, está buena pero las veintitantas cerezas y las tres manzanas que me acabo de meter entre pecho y espalda no satisfacen ni la mitad que un buen sandwich de philadelphia con surimi.
Sip, me encanta picar entre horas
A lo mejor es que yo soy muy especialito para la comida, pero ¿Qué le voy a hacer? Es una de mis grandes pasiones, como la música. Y en mi casa lo saben, saben que si me quieren hacer feliz solo hay que llevarme a un buen restaurante, como por ejemplo mi 19 cumpleaños, cayó en Domingo, me despertaron con churros para desayunar, para comer mi madre hizo pimientos rellenos de arroz y para cenar me llevaron al Fridays. Fué un día perfecto, aunque el hecho de que en vez regalos me diesen comida me hizo sentir un poco tragón, pero bueno.

Otra cosa que mi familia sabe es que no se puede meter el tenedor en mi plato, porque puedes perder el brazo, en ese sentido soy como Joey: Joey no comparte la comida

El otro día iba yo paseando por la calle feliz con un estupendo bocata de calamares cuando de pronto me aparece un tipo con una pistola y me dice:

-O me das ese bocata o te mato
-Si elijo que me mates ¿Me dejas acabarme el bocata?
-Está bien, acabátelo, pero después te mataré.
-Trato hecho

El caso es que yo me dispuse a comerme mi delicioso bocadillo sabiendo que  le estaba timando.
Cuando me quedaba un piquito le ofrecí:

-¿Quieres rematarlo?
-Aun así te voy a matar ¿Me lo quieres dar de todos modos? 
-Sii, no me importa compartir la comida (Mentira)
-De acuerdo, entonces si, lo remato.
-Cuidado, no te manches
-Está pringoso
-Cógelo con las dos manos, que se te caen los calamares.
-Lo intento, pero tengo la pístola.
-¿Te la aguanto?
-Si, gracias, muy amable, pero sigue apuntándote.

Y entonces hice lo que cualquier ciudadano honrado y en sus cabales habría hecho. Antes de que diese un mordisco, le disparé en el pecho a quemarropa, para que la sangre no salpicase (Al bocata). Luego le arranqué el bocata de sus manos frías y muertas y me lo terminé. Después, me llevé el cadaver de ese desgraciado y lo enterré junto a los demás maníacos, ladrones, degenerados, amigos y familiares que alguna vez intentaron comerse mi comida.

Espero no haberos asustado con esta anécdota de mi pasado. Porque mi objetivo no es asustar, es advertir, aunque es posible que la falta de comida en mi cocina me haya hecho desvariar un poquito.

Lo peor es que acaba de llegar mi madre y he ido a contarla mi problema con el hambre y la comida, me ha respondido que no es casualidad que no haya comida. Que lo ha hecho a propósito ya que yo no soy capaz de controlar mis ansias de comer, así no tendré que pasarme la mitad del verano a dieta.
Por una parte se lo agradezco, pero solo mientras no estoy hambriento, en cuanto me entra un poco de hambre, me pongo en plan "¡¡ESTO ES LA GUERRA!!".
Y como no hay comida, estoy todo el rato en ese plan.

2 comentarios:

Eileen dijo...

Vale, hasta la mitad de la entrada mas o menos todo ha sido genial, ilustrativo y explicativo. Pero, si, justo en el punto de "Joey no comparte la comida" (por cierto me ha encantado ¡no lo habia visto! Matame si quieres por ver solo capitulos salteados de Friends U__U) la cosa se te ha ido de las manos. Yo supongo que es por la falta de comida, el estres de los examenes y esas cosas, pero has desvariado, y aunque hayas dicho que no nos asustásemos, nos asustamos, y mucho.
Así que descuida, que si alguna vez en la vida llegamos a coincidir en la hora de la comida... ya sé lo que no voy a hacer si me quedo con hambre; apartar y esconder cualquier objeto peligroso que puedas usar contra mi y después quitarte la comida. Pero sólo si me quedo con hambre :)

Platypus dijo...

No se que te habrá contado Nora de mi, pero no tengo ningún problema en que veas solo capítulos de friends salteados, peor para ti...
Deberías verlos uno por uno desde el principio...
No en serio, deberías...
HAZLO!

Por otra parte, a ver, se supone que estamos comiendo, para empezar yo no como en sitios en los que me quedo con hambre, aun así suponganmos que lo que dices ha sucedido: tú has acabado antes y yo aun no, eso significa que estamos en los postres, eso significa que vas a intentar meterle mano a mi brownie... Creo que en esa circunstancia no hay suficientes objetos peligrosos que puedas apartar de mi para impedir mi venganza. Puedo usar la habitación para asesinarte, es más, puedo usarte a ti para asesinar a la habitación y luego asesinarte con el cadaver de la habitación...
Eso suponiendo que haya brownies, si no los hay, pediré un flan y podrás coger sin problema =)