27 de febrero de 2012

Buenos días, Madrid Sur

¡Buenos días! Me da igual la hora que sea... Es que me revienta que la gente solo use esa expresión para saludar por las mañanas. Desde mi punto de vista un día dura 24 horas, deberíamos poder usarlo las 24 horas...
Vale, también podemos llamar día al periodo en el cual tenemos el sol en el cielo, en contraposición a la noche. Está bien, admitamos esa definición, resulta que por la tarde también es de día. Pues a mi la gente me mira raro cuando digo "buenos días a las 16:00.
¿A dónde quiero llegar con esto? Pues no tengo ni idea, solo he empezado diciendo "Buenos días" y se me ha ido la cabeza, ya acabo, solo añado que yo sería partidario de popularizar la expresión "Buenas mañanas" para por la mañana y "Buenos días" para todo el día.

Bueno acabada esta coherente reivindicación empiezo con el tema que me ocupa hoy:
Buenos días, como podréis imaginar, he estado muy ocupado organizando toda legislación de mi nuevo país, y eso unido a que la carrera de matemáticas tampoco me deja demasiado tiempo libre, apenas me queda un momento para escribir.
Y os preguntaréis "¿A ningún habitante de este país le molesta le importa o le molesta que su líder supremo ni siquiera haya acabado los estudios?" Pues la cosa es que hubo unos cuantos que se quejaron, pero ya no están... Digamos que se han ido de viaje. Dicho suavemente, han sido brutalmente asesinados (Bueno, ejecutados) y ahora sus cabezas adornan mi salón presidencial... ¡¡Muahahahaha!! Es broma ¿Cómo habéis podido creerlo? BOBOS. ¿Quién es tan hortera como para adornar su salón presidencial con cabezas humanas? ¡Puaaaj! No, gente no. Los cadáveres, cabezas y demás cosas putrefactas van a Leganés.
Ya que me sacáis el tema: No aun no he decidido qué hacer con sus habitantes. El problema es que este asunto me puede traer problemas porque ahora va a parecer que me he ablandado si no masacro cruelmente a cada uno de esos sucios pepineros (pepinero = leganense) y lo cierto es que no me apetece demasiado hacerlo, por varias razones:

1. Me parece un gasto innecesario de recursos diabólicos que podrían destinarse a fines malvados (Porque como supondréis, yo no considero que masacrar leganenses sea un acto malvado)

2. Necesito un grupo social al que culpar de las desgracias del país, como Zapatero para el PP o la iglesia para Izquierda Unida... ¡Espera! ¡Yo voto Izquierda Unida! puedo culpar a la iglesia de los problemas del país, bueno nunca viene mal tener varios chivos expiatorios.

3. No quiero deshacerme de absolutamente todos los pepineros, algunos hasta me caen bien. ¿Cómo es eso posible? ¿Es que acaso una persona puede ser buena o mala independientemente de sus procedencia, raza, condición social o ideología? ...eeeeh... Pues si ...y no, me explico.
En principio si, con algunas excepciones:
a)Leganense: Malo siempre (y feo, pero eso es irrelevante).
b)De izquierdas: Bueno siempre (Si es malo es OBVIO que es un facha disfrazado (Entre los de derechas puede haber gente buena, pero lo normal es que sean rojos disfrazados)).

Lo que pretendía decir es que quiero dejar vivos a algunos leganenses que no me disgustan del todo, y creo haber encontrado la solución, a ver que os parece:
En un acto de fingida bondad los salvo a casi todos de la muerte, a cambio, cada año uno de ellos (En teoría elegido por sorteo) Es sacrificado el día de la fiesta nacional, será todo un espectáculo, se colocará al sujeto vestido con el uniforme del ejercito enemigo junto a un caballo con los dientes llenos de explosivos y... ¡¡KABUUUM!! Simbolizando la manera en que conseguimos nuestra independencia.
Tranquilizaré a Eileen, por supuesto, el caballo será de mentira. No hay por qué sacrificar seres vivos inocentes.
Este modo de actuar me proporciona varias ventajas, puedo conservar vivos a mis amigos, los leganenses viven con miedo a salir elegidos en el sorteo, nadie cuestiona mi autoridad y puedo amañar el sorteo para cargarme a quien me de problemas, alegando que tiene antepasados de Leganés o algo similar.

Cómo podéis ver he con esto último he solucionado también el asunto del tema de la fiesta nacional, solo me falta elegir la fecha para eso, supongo que será el día del aniversario de la explosión, eso no tiene importancia.
Lo que si que es un asunto de suma importancia es el que he resuelto esta semana. ¡Simbología! Ya tenemos escudo y bandera para el país (Lo que no se si os habréis fijado que no tenemos es NOMBRE).
Empiezo con la bandera, que es un poco más simplona,notaréis un cierto parecido a la de la Comunidad de Madrid, está hecho así a propósito, no queremos olvidar nuestro orígenes, solo volarlos por los aires ¡Muajajaja!
Son siete nubes colocadas como las siete estrellas de la bandera de Madrid, pero sobre un cielo del mismo azul que el que predomina en este blog. Yo diseño, yo elijo los colores ¿Algún problema? Espero que no, porque me suena que tú puedes tener algún antepasado pepinero... ¬¬

Si os digo la verdad, creo que la bandera me ha quedado algo simplona, es en el escudo en el que se aprecia mi auténtico talento con el paint.

Os lo explicaré: La parte principal es un caballo, símbolo nacional al que le estalla cara en pedazos, los observadores pueden apreciar fragmentos del morro del caballo y sangre.
Debajo está el lema oficial de la nación. A ambos lados del escudo hay un diente y un cartucho de dinamita, ambas imágenes que espero que no tengan copyright o derechos.
Por último la parte de arriba, os preguntaréis "¿Qué cojones hace un gorro de lana en el escudo oficial de un país?" y os diré "¡EEEH! ¡Cuidad ese lenguaje!" y me responderéis "Oh, perdón. ¡Cáspita! ¿Qué cuernos hace un gorro de lana en el escudo oficial de un país?" a lo que os contestaré "Mucho mejor". Pues resulta que cuando hice todo lo demás, me pareció que quedaba un poco soso por arriba, ahí los escudos suelen llevar coronas y cosas de esas... y pensé: "Esto no va a ser una monarquía. Yo no voy a gobernar con una corona en la cabeza... ¿Qué suelo llevar yo en la cabeza?" ¡Pues un gorro! Y ahí está, yo creo que queda genial.

Creo que más o menos tengo claro que el régimen que implantaré será justo y democrático, sin embargo, desde mi punto de vista estos primeros años más inestables requieren un poco de calma política así que, por el bien de la nación, no habrá elecciones hasta que yo me muera, se supone que yo debo vivir unos 80 años, así que si muero antes por causas no naturales, me sucederá alguno de mis crueles esbirros, que gobernará con puño de hierro hasta que sea más o menos la fecha de mi muerte natural (Esto básicamente es una medida para evitar que me asesinen)

Y cómo lo del nombre sigue sin ocurrírseme, hoy solo queda el último punto. La capital, he decidido colocarla en el punto estratégico más popular de España:
Entre Pinto y Valdemoro =D

Por supuesto, pienso popularizar entre las gentes del lugar la expresión "Buenas Mañanas".
Buenos días y buenas noches gente.

2 comentarios:

Laura dijo...

¡ESA MISMA TEORÍA (la del primer párrafo xD)LA TUVE YO EL OTRO DÍA MIENTRAS DABA LOS BUENOS DÍAS POR TWITTER Y LLEGUÉ A LAS MISMAS CONCLUSIONES! ¡NO ESTOY SOLA EN EL MUNDO! ¡BIEEEEN! (Y grito porque me da la gana xD)

Vaya, vaya, piensas presentar tu nueva ciudad a los Juegos Olímpicos? Porque seguro que quedas en mejor lugar que la propia Madrid, y eso te dará caché como líder, y crear un nuevo deporte de caballos que monten sobre leganenses xD

Eileen dijo...

Ya sabes que estaba deseando leer algo nuevo por aqui. Te has hecho de rogar ¿eh?
Me encanta todo lo que creas de una idea al azar como, yo que sé, crear un nuevo país.

Gracias por hacer que la celebración de la fiesta nacional se haga estallar un caballo de mentira aunque que sepas que tu nuevo país está construido sobre sangre y trozos de morro de inocentes. He dicho.