20 de abril de 2011

Madrileñidades y topicos barceloneses

Pues sucede que estos días he estado yendo por Madrid (Sip, ese montón de edificios que están debajo de esa especie de cielo marrón)
Se que cuesta verlos, pero Madrid es los edificios que hay por la parte de abajo de la foto

Y os preguntaréis "Con lo agusto que estará este en su pueblo ¿Para qué puñetas quiere ir a Madrid?"
A menos que seais de Leganés... En ese caso estaréis pensando... pensando... Naaa, si sois de Leganés no creo que estéis pensando. ¡¡ MUAJAJAJA!! (Por supuesto estoy de coña, muchos de mis mejores amigos son de ese pueblo (De mala muerte (Estoy de broma otra vez)) bueno muchos no, al menos uno...)
Pues eso "Con lo a gusto que estará este en su pueblo ¿Para qué puñetas quiere ir a Madrid?"

Pues fundamentalmente para quedar con los amigos.
Me he dado cuenta de un par de problemas a la hora de quedar con gente en Madrid, particularmente en Sol. Es más o menos así:

-"Quedamos en Sol a las 6"

Aquí falla algo, Sol es relativamente grande y siempre está lleno de gente has de decidir un punto más específico, y por lo que más quieras, que no sea ESE en el que estás pensando.

-"Quedamos en Sol a las 6, EN EL OSO"
Menos mal que no te he avisado, ¡Imbécil! Quedar en el oso es una mala idea, ¿Por qué es tan peligroso? Se que en un principio parece un sitio inofensivo, pero no. Porque tu llegas puntual o 5 minutos antes y ves que eres e
l primero ¿Qué haces? Te vas al oso, al principio te pones junto a él, hasta que te das cuenta de que estás estorbando a unos suecos que se quieren hacer una foto con el oso, te apartas medio metro. Crees que se ha acabado, pero no, no ha hecho más que empezar. Porque según te sales se la foto de los suecos te has metido en otra de una familia de Teruel, estos te insultan en tu idioma y te vuelves a apartar metiéndote en la perspectiva de un pintor alternativo que casualmente está ahí ese día, te vuelves a disculpar por decimoquinta vez y te apartas un poco más...
Hasta que de pronto levantas la cabeza y descubres que estás en Colón. Sin embargo... ¬¬ hay algo raro en ese Colón, la última vez que lo viste no estaba junto al mar. Entonces eres casi arrollado por un coche cuyo conductor te grita y te insulta en un idioma desconocido:
-"Imbècil!! Gilipolles!! Estàs boig?!! o què?!!"
No has entendido bien, porque es otro idioma. Sabes que ha dicho algo de un loco (Boig) pero el resto de palabras no las has entendido, pero está claro que ese hombre era un perturbado y que tú deberías volver a la acera.
Tras apartarte de unas cuantas fotos más en las que molestabas, te pones a caminar por ese extraño paraje a ver si averiguas donde estás. Principalmente para saber como volver a Sol, ya que puede que hoy sea el día en que tus amigos son puntuales por una vez en su vida y te estén esperando allí. Sin embargo, como sabes que hay pocas posibilidades de que pase eso, te lo tomas con calma.
La clave llega cuando te cruzas con Puyol, Buenafuente, Punset y Guardiola que están haciendo un castell mientras untan tomate en pan (Exactamente igual que el resto de la humanidad pero creyendo que son los únicos que lo hacen bien), van paseando a una salamandra (A la que llaman dragón) de colorines. "...A ver si voy a estar en Barcelona"¬¬. El caso es que tú tiras por una calle llamada rambla de nosequé, andas durante bastante rato preguntándote dónde puñetas estás. Lees carteles "Benvingut a Barcelona" ¿Bienvenido a qué? "Fruitería", "cafetería", "Vota a Jordi Hereu per alcalde de barcelona" ¡¡Oh Dios!! ¡¡No entiendo nada!! ¿¡Dónde estoy!?

Hasta que de pronto te encuentras con esta construcción:

Entonces dices:
"¡¡Coño!! ¡¡La Atalaya!! ¡¡Estoy en Hospitalet de Llobregat!! Entonces lo de antes si que debía ser Barcelona... Supongo que por eso lo del museo Picasso y todos esos edificios de Gaudí."

Claro, ahora que sabes donde estás, preguntas a un tipo de por ahí como se va a Sol.
"Pues tiras por esa calle, esquivas a esos turistas neozelandeses que se están haciendo una foto. Tuerces a la esquerra y verás una calle en la que está Piqué, esa no, la siguiente, en la que está Ricky Rubio, esa si, todo recto y llegas a Sol"

Le dices que muchísimas gracias por las indicaciones. No es suficiente, te cobra. No importa, llegas a Sol, una semana después de la hora que acordaste con tus amigos. No han llegado aun. Les llamas uno por uno:

Amigo 1
-¿Dónde estás?
-A punto de llegar (Mentira) Es que ha tardado mucho en llegar el metro...
-¿Una semana y 30 minutos?
-A ver, no tanto, pero es que he perdido el anterior... (-¡¡Guau guau guau!! -¡¡Calla Nuboso!!)
-¿¿Ese era tu perro?? ¡Aun estas en tu casa!
-¡¿Qué?! ¿Cómo puedes decir eso? ¿Crees que te he mentido? ¡Es un perro de la calle! ¿No confías en mi? ¡Eres un amigo de mierda!
-Acabas de llamarle Nuboso ¬¬
-La verdad es que me acabo de levantar, lo siento tío... Llegaré ahí en 5 minutos...

Amigo 2
-¿Dónde estás?
-En Sol
-No jodas, yo también.
-No te veo, levanta un brazo
-Ya
-Sigo sin verte, baila el aserejé
-Estoy en ello
De pronto una voz detrás de ti
-Hace rato que te he visto ¿Cómo has podido picar?

Amigo 3
-¿Dónde estás?
-Pfff
-Yaaaa, claaaro. No intentes colármela. ¬¬
-Que no tío, que te lo prometo que yo... (-¡¡PIIIIIIIIIIIIIIIII!! -¡¡QUILLOOOOO!! ¿¿Quease aiiii?? ¡Metete'n l'assera, que te váh-a mataaaa!)
-¿Qué haces en Almería?
-Esquivando cámaras de fotos... Un momento, ¿Cómo sabes que estoy en Almería?
-¿Estás de coña? ¿No has oído a ese tipo del ford fiesta que te ha gritado?
-¿Cómo sabes que era un ford fiesta? ¿Has reconocido a ese tipo por su acento?
-Es que soy muy deductivo e inteligente


Pues eso, tras esta breve explicación sacamos que no es buena idea quedar en el oso en Sol, mejor quedad en las escaleras de la entrada de la estación de renfe. También está repleto de gente, pero casi nadie quiere hacerse una foto con esa monstruosidad.

No hay comentarios: